HomeNacionalesTras las críticas

El Gobierno dijo que no subirán las retenciones al maíz, soja y trigo, pero aumentarían las de harina y aceite de soja

Lo afirmó Gabriela Cerruti en Casa Rosada. Martín Guzmán se mostró en la misma línea durante su presentación en el Senado por el acuerdo con el FMI.

Compartir en:

En medio de la discusión por la suba de retenciones a las exportaciones de aceite y harina de soja que se espera que anuncie el Gobierno, Gabriela Cerruti, portavoz de Alberto Fernández, aseguró que el Ejecutivo no está pensando en cobrarle más impuestos a la producción de maíz, soja y trigo. Sin embargo, no adelantó nada de lo que sucederá con los otros productos apuntados.
Cerruti dijo a los periodistas acreditados en Casa Rosada que “se están estudiando una cantidad de medidas”. Pero aclaró que “ninguna de esas medidas es la suba de la retención a la producción de maíz, la soja o el trigo”. Una modificación en el sistema de las retenciones “solo puede hacerlo el Congreso”, subrayó la funcionaria.
Las declaraciones de Cerruti se produjeron luego de una reunión que mantuvo el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez. Durante el fin de semana, el jefe de Estado también mantuvo contactos con Domínguez y otros ministros del área económica, entre ellos el titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y el secretario de Comercio, Roberto Feletti.
Por su parte, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que el Gobierno no tiene previsto incrementar las retenciones a los derechos de exportaciones de los granos, al participar este lunes por la tarde en un plenario de comisiones del Senado en el que se analiza el acuerdo con el FMI.
“No se está contemplando un incremento en los derechos de exportaciones de los granos”, dijo Guzmán al responder una pregunta formulada por el senador entrerriano Alfredo De Angeli.
El ministro de Economía aclaró que sí se buscará “contar con instrumentos para poder evitar que haya un efecto desestabilizante en el costo de la canasta alimentaria de millones de argentinas y argentinos” a raíz del impacto de la guerra entre Ucrania y Rusia en los precios de los commodities.
“Dado que somos exportadores, se presenta la oportunidad de tener una dinámica de la balanza de pagos más favorable, pero el impacto en el precio de los alimentos es significativo y es algo que se viene viendo en las últimas tres semanas”, precisó. En ese sentido, consideró que “no hacer nada implica una situación que termina siendo profundamente regresivo en la Argentina”.


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.