HomeProvincialesImplante coclear

Tras una inédita cirugía de oído realizada en el Cemafe, una paciente volverá a oír

Es la primera vez que se realiza una intervención de esta complejidad en ese efector de especialidades médicas. A una mujer de 52 años que padecía hipoacusia severa se le colocó un implante en la cóclea de uno de sus oídos. Ahora deberá hacer una rehabilitación fonoaudiológica, pero podrá escuchar.

Compartir en:

Luciano Andreychuk
El Litoral

Días atrás se realizó una inédita intervención quirúrgica en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe). Fue el primer implante coclear practicado a una paciente de 52 años en ese efector, con diagnóstico de hipoacusia severa neurosensorial en ambos oídos. Tras una compleja cirugía que duró poco menos de tres horas, ahora esta mujer (oriunda del norte de la provincia de Santa Fe) podrá volver a oír.
La paciente llevaba unos tres años tratando de someterse a esta intervención. Lo que padecía era una lesión a nivel de la cóclea, que es el primer escalón eléctrico de la audición. Ese órgano no funciona, y su sordera era total. Tras la cirugía, su evolución fue favorable; tuvo mareos durante las primeras 24 a 48 horas, algo normal en este tipo de intervención.
“Ahora a la paciente le queda un largo trabajo en fonoaudiología (de aproximadamente un año) en calibración y estimulación, pero volverá a escuchar. En definitiva, esa paciente saldrá de no escuchar nada”, le explicó a El Litoral el Dr. José de Prado, uno de los profesionales que participó del implante y jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Cemafe.

Pensemos que fue una intervención muy fina, compleja: cada implante es un desafío”, destacó el Dr. De Prado.Foto: Gentileza

El paso a paso

“Lo que se hizo -mediante un abordaje de ese oído medio- fue una incisión detrás de la oreja de la paciente, se pasa por delante del nervio facial para poder llegar a la base de la cóclea. Allí, que es un pequeñísimo lugar, se realizó un orificio de menos de un milímetro, y se colocó una tira de electrodos de 22 elementos, los cuales se meterán dentro del formato de la cóclea en el caracol del oído, y van a reemplazar las células que en ese órgano han muerto”, precisó De Prado.
El aparato que se le colocó a esta mujer tiene dos partes: el primero es el que queda dentro del paciente. “Se talla en el hueso un lugar para poder alojarlo. Luego, este aparato, que tiene una antena, se comunica con el haz de electrodos”, indicó el médico.
“Por fuera -prosiguió- está la segunda parte, que es un aparato parecido a un audífono. Este aparato exterior recibe ondas de sonido, las codifica en impulsos eléctricos de forma digital, pasa la información a través de la antena, son decodificados esos códigos de sonido que fueron transformados en impulsos eléctricos según la frecuencia de tonos que llegó desde afuera. Cada uno de los electrodos se irán estimulando, para tratar de darle a esta paciente la información auditiva necesaria y reemplazar parcialmente su cóclea”.

La trascendencia

“El pionero en este tipo de intervenciones es el Hospital de Niños, justamente para evitar la sordera en niños. En adultos por suerte hay más tiempo. Dentro del sector público, en el Hospital Iturraspe se han realizado muchos implantes cocleares”, agregó Del Prado.
“Pero en el Cemafe es el primer implante de este tipo”, subrayó. “Ojalá sea el primero de una larga lista. Hay un cierto revuelo (en el Cemafe). Los profesionales se portaron de diez,  muchos se acercaron a ofrecer su colaboración. Pensemos que es una intervención muy fina, compleja: cada implante es un desafío”.
De la cirugía participaron la Dra. Andrea Romero (médica otorrinolaringóloga, abocada a la cirugía de oídos), Facundo de Prado, José de Prado y el Dr. Eduardo Hocsman, Jefe del Hospital Clínica de Oídos.


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.