HomeProvincialesTras el cierre del periodo de adhesión

Por la moratoria, ingresaron a las arcas provinciales 2.700 millones de pesos

El mayor aporte fue Patentes, seguido de Inmobiliario e Ingresos Brutos. En API consideran satisfactorio el nivel de adhesiones. El 75% de lo pagado fue para municipios y comunas.

Compartir en:

Mario Cáffaro

Por la moratoria provincial ingresaron al fisco poco más de 2.700 millones de pesos, informó el titular de API, Martín Avalos, a El Litoral. Se trata de los desembolsos efectuados por los contribuyentes de planes con pago en efectivo -con descuento- o bien en una o dos cuotas. En el programa había planes de pago de hasta 36 cuotas por los cuales en esos casos devengará ingresos en los próximos tres años.

Avalos calificó de satisfactorio el nivel de adhesión alcanzado con la cifra que es hasta el 29 de junio, restando el ingreso del último día donde hubo mucha demanda de liquidaciones ante el organismo.

El Impuesto Único a la Patente Automotor fue el que registró mayor adhesión de pago con $1.400 millones abonados. Este tributo tiene un 95% de coparticipación a los municipios y comunas donde está radicado el vehículo. En tanto, el segundo aporte fue de los distintos Impuestos Inmobiliarios con $ 900 millones (60% para municipio y comuna donde está en inmueble) y recién en tercer lugar Ingresos Brutos uno de los impuestos que mayor aporte hacen a la recaudación mensual.

El titular de API estimó que el 75% de los montos ingresados por la moratoria quedaron en manos de los diferentes municipios y comunas y solo el 25% restante en manos del fisco provincial. “Se hizo un trabajo conjunto con la mayoría de las municipalidades y comunas”, señaló Avalos al recordar que la mayoría de las deudas podían ser liquidadas en la página web del organismo o bien en el municipio donde está radicado el vehículo. Rosario y Santa Fe tuvieron buenos ingresos por esta moratoria.

El sistema de regularización tributaria fue el tercero en la gestión de Omar Perotti. La primera moratoria fue votada por Legislatura a inicio de la actual gestión; la segunda fue dictada durante la pandemia para ayudar a las diferentes actividades paralizadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio. En esta tercera ocasión, la moratoria fue incluida en la ley tributaria 2022 sancionada en diciembre e incluyó deudas vencidas al 30 de septiembre del año pasado.

La moratoria incluyó la posibilidad de regularizar pagos sobre Impuesto sobre los Ingresos Brutos; Inmobiliario Urbano, Suburbano y las mejoras no denunciadas oportunamente; Inmobiliario Rural; Sellos; Contribución de Mejoras; impuestos a las actividades hípicas – Ley N° 5317; g) Patente Única sobre Vehículos; Tasa Retributiva de Servicios; Aportes al Instituto Becario; impuesto sobre las Embarcaciones Deportivas o de Recreación, aportes sociales ley 5.110 y también el Impuesto especial previsto en el artículo 2 de la Ley N° 13.582 que comprende los blanqueos de bienes superiores a $ 305.000. En cambio, la moratoria no incluyó a los contribuyentes con proceso penal abierto por delitos tributarios referidos a impuestos provinciales, agentes de recaudación del sistema denominado SIRCREB, por las retenciones o percepciones practicadas o no así como agentes de retención y/o percepción por los importes que hubieren retenido o percibido y que no fueron ingresados al fisco, multas y cualquier otro concepto.

API, mediante la resolución 012 reglamentó la moratoria y estableció el plazo de adhesión entre el 1 de marzo y el 31 de mayo, plazo que por otra resolución amplió en treinta días como lo facultaba la ley.

Ante el vencimiento de la vigencia de la moratoria, API sigue manteniendo planes de pagos permanentes para aquellos contribuyentes endeudados con el fisco.


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.