HomeNacionalesRespecto del año anterior 

Argentina registró un aumento de casi 150% en los casos de gripe durante 2022 

La suba se da ante el relajamiento de las restricciones para frenar el avance del coronavirus, que indirectamente reducían el impacto de otras enfermedades respiratorias. 

Compartir en:

Durante el año 2022, los casos de personas con gripe, neumonía y bronquiolitis en la Argentina aumentaron casi 150% con respecto al año anterior. Estas enfermedades respiratorias habían reducido su incidencia por el impacto indirecto de las medidas de prevención para el coronavirus. Tras el relajamiento de las restricciones, la incidencia acumulada de gripe creció el 146% en comparación con el año pasado, y la de la neumonía, el 11%. En tanto, la bronquiolitis -más común en bebés durante su primer año de vida- aumentó el 209% este año. 

La información surge del último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación. 

Por su parte, los casos de coronavirus aumentaron un 23% si se tiene en cuenta la fecha de inicio de síntomas durante las últimas dos semanas. Esta ola estaría siendo impulsada por los sublinajes Ómicron BA.4 y BA.5 del coronavirus que son más transmisibles que los anteriores. El coronavirus es más frecuente en este momento en los testeos que se hacen que los virus de la gripe o el virus sincicial respiratorio, que causa la bronquiolitis. 

Con respecto a la situación de la gripe, los casos de personas afectadas empezaron a registrarse sorprendentemente durante el verano, y la tasa de incidencia acumulada es de 1.255 casos por cada 100.000 habitantes. No solo aumentó con respecto al año anterior, sino que está cerca de alcanzar los niveles de los años 2016 y 2017 que fueron 1.572,5 casos y 1474,1 casos por cada 100.000 habitantes respectivamente. Hasta la primera quincena de julio se habían registrado 95 muertes por gripe durante el transcurso del año. 

La neumonía, por su parte, tiene una tasa de incidencia acumulada de 193,6 casos por 100.000 habitantes en 2022. También está volviendo a aproximarse a los valores de 2016 y 2017 (274,9 y 231,3 casos respectivamente). 

En cuanto al número de casos con bronquiolitis, se registraron 6.657,4 casos por cada 100.000 habitantes. Se trata de un número mayor a los de la pandemia, pero aún menor a la tasa de incidencia acumulada de 2019, que era de 9.150,6 casos. 

  

Otra ola de coronavirus 

Mientras tanto, los casos de personas diagnosticadas con Covid-19 están aumentando desde la segunda quincena de junio si se considera el reporte según la fecha de inicio de síntomas. Y se sabe por los estudios de vigilancia del Instituto ANLIS/Malbrán que los sublinajes Ómicron BA.4 y BA.5 del coronavirus estaban circulando más en junio en la Argentina, como ocurrió también en otros países de América del Sur. 

Los casos de Coronavirus habían empezado a aumentar en abril y volvieron a bajar en junio, con el impulso de la propagación de Ómicron BA.2. Desde la semana del 19 de junio hasta el último domingo, los casos confirmados de COVID-19 según fecha de inicio de síntomas se incrementaron un 83,6%. 

Las hospitalizaciones en terapia intensiva por el COVID-19 también aumentaron hasta llegar a ser 457 pacientes diarios durante la última semana de julio. 

En cuanto a los fallecimientos, se mantienen las cifras bajas reportadas, pero el registro tiene limitaciones. Se reportaron 7 muertes diarias por COVID-19 por fecha de fallecimiento como promedio semanal a fines de mayo. Crecieron 10 muertes diarias en la semana del 10 de julio pasado. Y hubo 6 fallecimientos diarios como promedio semanal en base al último reporte oficial, pero habría carga demorada de fallecimientos en varias jurisdicciones. 


Compartir en:
error: Contenido protegido.