HomeCulturaSe cumplieron 154 años de su nacimiento

Cayetano Alberto Silva, un emblema de la cultura venadense

Este domingo, al celebrarse un nuevo aniversario del natalicio del autor de la Marcha San Lorenzo, se desarrollaron actos y actividades en la ciudad. Homenajear al maestro y poner en valor su obra, fueron los ejes centrales.

Compartir en:

Este domingo 7 de agosto se cumplieron 154 años del nacimiento del maestro Cayetano Alberto Silva, autor de la Marcha San Lorenzo. Sin duda, ha sido uno de los músicos más importantes de Venado Tuerto, ciudad que lo adoptó allá por el año 1900.

Por ello, desde el gobierno municipal organizaron una serie de actividades para conmemorar el aniversario de su natalicio, con la colocación de ofrendas florales en el monumento emplazado en la explanada de la Estación de Trenes (Sarmiento y Juan B. Justo), ceremonia a cargo del intendente Leonel Chiarella junto a los concejales Juan Ignacio Pellegrini (presidente del Legislativo) y Mariana Iturbide, y representantes del Rotary Club Venado Tuerto, Rotary Club San Carlos, Asociación Amigos de la Casa Histórica y Logia AG Adams Nº 185.

Mariana Iturbide, Leonel Chiarella y Juan Ignacio Pellegrini tras colocar la ofrenda floral al pie del monumento. Foto: Prensa MVT.

En la oportunidad, Inés Gorosito, por la ex Comisión Pro-Monumento a Cayetano Silva, recordó el origen del proyecto que permitió plasmar el boceto del dibujante Roberto Capdevila y del escultor Raúl Bertolini, basado en la donación de llaves y elementos de bronce, surgido de una iniciativa escolar.

Minutos más tarde, se realizaron charlas abiertas en la Casa Museo que lleva su nombre (Maipú 966) a cargo de los historiadores locales Alejandra García y Roberto Landaburu, quienes brindaron una charla abierta. Posteriormente, el director de la Banda Municipal, Ezequiel Fernández, hizo una puesta en valor y análisis de las obras de Silva, para cerrar la jornada con una presentación de la Banda.

Cruzando el charco

Cayetano Alberto Silva nació en la ciudad de San Carlos, departamento Maldonado, Uruguay, y tras una larga trayectoria en Montevideo, Buenos Aires y Rosario, en 1898 llegó a Venado Tuerto, contratado por la Sociedad Italiana, donde fundó un centro lírico, enseñó música y creó la Rondalla con la que actuó en el Carnaval de 1900.

Autor de obras teatrales como Canillita y Cédulas de San Juan, de su compatriota y amigo Florencio Sánchez, su reconocimiento máximo llegó con la Marcha San Lorenzo, dedicada al Coronel Pablo Riccheri, ministro de Guerra de la Nación en ese entonces. Riccheri le agradeció el homenaje, pero le pidió que le cambiara el título por “San Lorenzo”, población donde él había nacido.

La marcha se interpretó por primera vez en un acto público el 30 de octubre de 1902 en dicha ciudad, en las cercanías del histórico Convento de San Carlos, donde se gestó la batalla.

La obra del maestro

La iniciativa de que la Banda Municipal de Venado Tuerto adoptara el nombre Cayetano Alberto Silva fue una forma de poner en valor el nombre del músico y representarlo en todas sus actividades y presentaciones. A su vez, y desde hace ya algunos años, con el hermanamiento entre Venado, San Carlos y San Genaro, se asumió el compromiso de rescatar su obra, fomentando y cuidando el patrimonio artístico, poético y musical del maestro Silva.

Uno de los principales “defensores” de esta obra es el propio director de la Banda, Ezequiel Fernández, quien indicó: “Un músico del nivel de Cayetano obviamente no va a escribir una sola canción, sino que tiene muchas obras importantes e interesantes, como la Marcha San Genaro o la Marcha Curupaity. Era una mente musical que compuso muchas melodías, aunque lamentablemente sabemos que muchas se han perdido, porque tal como lo dice el libro ‘La vida de Cayetano Silva’, escrito por su hijo y su nieto, él escribía y regalaba, y ni siquiera firmaba las obras. Estoy seguro que le ha escrito algo a la Rondalla que creó en Venado Tuerto para los carnavales de 1900 o a algún bar al que concurría”.

“Nuestro compromiso, como Banda, es que no se pierda la dimensión de lo que significa Cayetano, por eso vamos a las escuelas, realizamos charlas, presentaciones, poniendo en valor la obra de este músico que llegó a Venado Tuerto contratado por la Sociedad Italiana como profesor de italiano, idioma que manejaba muy bien más allá de ser descendiente afro-uruguayo, ya que su mamá era una esclava negra, su papá no se sabe bien, y Silva es el apellido de la familia que lo adoptó para que pudiera estudiar música”, exclamó.

Marcha San Lorenzo

La música de la Marcha San Lorenzo fue compuesta en 1901, mientras Cayetano Alberto Silva estaba radicado en Venado Tuerto, lo que le permitió a la ciudad convertirse en la “Cuna de la Marcha San Lorenzo”. La letra surgió en 1907 y fue escrita por el mendocino Carlos Javier Benielli, relatando lo sucedido el 3 de febrero de 1813 en una zona casi desértica cercana al Convento de San Carlos.

Cabe recordar que la partitura compuesta por Silva fue dedicada al entonces Coronel Pablo Riccheri, ministro de Guerra y modernizador del Ejército Argentino durante la Presidencia del General Julio Argentino Roca. Riccheri agradeció el homenaje pero solicitó que le cambiara el título por General San Martín, en homenaje al Padre de la Patria. Silva volvió a ofrecer otro nombre para la composición: San Lorenzo, sabedor de que Riccheri había nacido en la ciudad que fue escenario de la única contienda que el Libertador libró en territorio argentino.

El autor la compuso en violín. Se hicieron los arreglos correspondientes para Banda Militar y fue estrenada el 28 de octubre de 1902 en las cercanías del Convento de San Carlos, donde se desarrolló el Combate de San Lorenzo.

Esta melodía dio la vuelta al mundo y hoy es interpretada por músicos y bandas de diferentes países, dando cuenta de la exquisitez de la creación.

 


Compartir en:
error: Contenido protegido.