HomeProvincialesConflictos estatales

Mes de paros: la provincia de Santa Fe espera que Nación le dé “una hoja de ruta”

Se inicia este miércoles una nueva tanda de paros tanto de docentes como de médicos y empleados públicos. Las medidas se profundizarán si no hay respuestas. El gobierno ratificó que reabrirá la paritaria recién en setiembre, y cifró expectativas en las reuniones que lleve adelante Sergio Massa.

Compartir en:

(Por Ivana Fux) – Docentes y médicos ratificaron los paros para miércoles y jueves de esta semana. ATE anunció que se sumará con medidas de fuerzas durante las mismas jornadas, y era un hecho que también se plegaría UPCN. Al sindicato que conduce Jorge Molina sólo le restaba definir si la huelga de 48 horas sería coincidente con la de los demás sectores. De no ser así, volverían a plantearse inconvenientes en algunas escuelas para el dictado de clases no sólo los días de paro docente – miércoles y jueves-, sino también el viernes – en caso de que así lo definiesen- por la ausencia de porteros y personal no docente.

Pese al horizonte de paros confirmados y a la hipótesis segura de que el conflicto se profundizará si no hay cambios en la posición oficial, el gobierno provincial volvió a plantear que cumplirá con los compromisos salariales asumidos, pero no adelantará la reapertura de paritarias. La ratificación llegó a través del ministro de Trabajo, Juan Pusineri. El funcionario, en la misma línea que lo había hecho el gobernador Omar Perotti la semana pasada, centró la argumentación en la “incertidumbre” que atraviesa el país a partir de la actual coyuntura económica. Y si el mandatario había hablado el lunes de que “la clave” era la asunción de Sergio Massa el pasado miércoles, ahora, Pusineri dijo que la expectativa está puesta en la reunión que el próximo jueves vaya a tener el mismo Massa con la cúpula de la CGT y empresarios privados para determinar de qué manera se recuperará el salario en ese ámbito. Sostuvo que esperan conocer los “elementos” que se generen en el espectro nacional pero mientras tanto, volvió a decir que los sindicatos en Santa Fe recién serán convocados en setiembre, tal como estaba previsto.

Agosto de paros

¿Deberán los santafesinos resignarse, entonces, a transitar un agosto signado por los paros docentes, en hospitales y en ámbitos públicos? “No vamos a tomar decisiones en función de las medidas que adopten los gremios; mal podríamos hacer si resolvemos en función de una medida de fuerza”, planteó el ministro. Pusineri aclaró que “se respeta el derecho a huelga” consagrado por texto constitucional, aunque aclaró que “ésa es una responsabilidad de los gremios”. Evitó, de todos modos, ingresar en la discusión respecto de si podrían descontarse o no los días no trabajados. Y reiteró que no habrá ninguna determinación que el gobierno adopte en función de una medida de fuerza, sino a partir de los “elementos” que puedan ir surgiendo del contexto nacional.

“Las decisiones de la provincia serán sobre la base de los análisis que podamos hacer y en función de los elementos con los que podamos contar, sabiendo que estamos cumpliendo con lo pautado y que no estamos en falta. No vamos a decidir en función de una medida de fuerza”, insistió.

Frente a ello, no hay chances de que el mes transcurra de otra manera que no sea con conflicto. Se especulará con que la próxima semana, entre el feriado y las instancias de consultas que deberán tener los sindicatos – sobre todo, los docentes-, no habrá margen para consumar nuevas medidas. Pero reaparecerán sin dudas y profundizadas, en el último tramo de agosto.

“Hoy estamos en un panorama de incertidumbre – volvió a decir el ministro-. Esperamos que las nuevas designaciones y medidas que se adopten a nivel nacional nos permitan tener una hoja de ruta y un mayor grado de certidumbre, porque para tomar una decisión sobre lo que vamos a discutir con cada gremio es necesario tener elementos objetivos. Y esos elementos – reiteró- van a provenir del orden nacional”.

No convence

Al planteo sobre la incertidumbre nacional, el Poder Ejecutivo sumó como argumentación que el gasto social y de insumos ha crecido en el último mes de manera significativa a raíz de la inflación, incluso, por encima de la recaudación. El gobierno reconoce la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, pero advierte que adelantar los tramos o la discusión paritaria, afectaría a esos rubros también sensibles, y que el estado debe atender.

Aun así, las explicaciones no terminan de convencer ni a los gremios ni a algunos referentes del propio peronismo. El diputado justicialista Luis Rubeo volvió a apelar este martes a las redes sociales para reclamarle al gobernador un cambio de actitud. “Lamentablemente, siguen los paros en la provincia. Un gobernador peronista los destraba de un plumazo. Es inconcebible el capricho del gobernador Perotti de no adelantar los acuerdos paritarios alcanzados en su momento, para mantener el dinero en plazos fijos”, escribió.


Compartir en:
error: Contenido protegido.