HomeVenado TuertoEl lunes emprenderán el viaje 

Parte un nuevo camión de Puentes del Alma, cargado de amor y solidaridad, al norte argentino

Luego de dos años de ausencia por la pandemia de Covid-19, los colaboradores venadenses vuelven a llevar la solidaridad de la región a las escuelas de Jujuy, Salta y el Impenetrable chaqueño. Una incansable labor que desde hace 28 años lleva esperanzas a los niños de los rincones más inhóspitos de Argentina. 

Compartir en:

Este lunes 26, a las 13, se cargará un nuevo camión lleno de esperanzas, amor y solidaridad que partirá el martes llevando una gran cantidad de donaciones a las escuelas del norte argentino.  

Desde útiles escolares e infraestructura e insumos para las escuelas, hasta ropa, alimentos, y todo lo que la gente solidaria de Venado Tuerto y la región dona son trasladados y repartidos entre los establecimientos rurales a los que llega el puente solidario del grupo de colaboradores.   

Puentes del Alma es una organización venadense que desde hace 28 años apadrina a escuelas de Salta, Jujuy y el Impenetrable de Chaco y, como destacó a Sur24 su coordinadora, Patricia Lugaro, “en la caja del camión van un montón de ilusiones para los niños de esas escuelas. Allí va el corazón de cada persona que donó lo que estaba a su alcance para que Puentes del Alma lo lleve a destino y lo entregue en manos propias”.  

Este viaje se hace una sola vez al año, por lo tanto “la espera de niños y docentes es muy ansiada. Es un viaje de muchos días, donde los puentes viajeros hacen un gran esfuerzo físico para llegar a destino, dejando días de trabajo y familias para lograr el objetivo deseado, juntando peso por peso”, recalcó Lugaro.  

Puentes del Alma nació en el año 1994 en un congreso de maestros rurales en la provincia de La Pampa, a través de la Escuela N° 1253 de Runciman, con Rita Pardo, quien en ese entonces era la directora del establecimiento. “Es un proyecto educativo solidario que se iba a hacer por tres meses y ya lleva 28 años”, subrayó. 

El viaje 

El grueso de las donaciones que parten desde Venado Tuerto, en esta oportunidad, serán trasladadas hasta La Quiaca, Jujuy, donde se hará el trasbordo a vehículos más chicos, ya que el trayecto de ahí en adelante es un recorrido de 120 kilómetros que demanda alrededor de seis horas por caminos de cornisas y precipicios. 

“La descarga se hace en el puesto de Gendarmería de Santa Victoria Oeste, que es el lugar donde llega la ayuda y desde ahí se distribuye. Nosotros asistimos a ocho de las 10 escuelas que se encuentran ubicadas en ese lugar y por una cuestión de distancias entre una y otra, vamos por 12 días”, subrayó la colaboradora.  

 

Pandemia sin ayuda 

La llegada de la pandemia de Covid-19 que llevó a que se impusieran restricciones en todo el mundo hizo que las entregas, fundamentales para muchos chicos de escuelas rurales del norte de nuestro país, se vean suspendidas. Es por ello que desde Puentes del Alma aseguran que “por suerte, una vez más será posible llegar y recibir el amor de tanta gente que la pandemia no nos permitió ver durante estos años de mucha angustia”.  

 

Viajeros reducidos 

En otras oportunidades, además de las donaciones, entre los viajeros de Puentes del Alma iban profesionales (médicos, odontólogos, etc.) que atendían a los habitantes de las distintas comunidades que visitaban. Además, en muchas ocasiones, los solidarios colaboradores realizaron instalaciones de agua y de paneles solares en las escuelas de estos inhóspitos y muchas veces olvidados rincones de Argentina.  

En esta ocasión, solo serán de la partida ocho personas. Desde la ONG afirmaron que esto se debe al alto costo de traslado de las personas y el camión. Esperemos que el año que viene se pueda retomar con la completa asistencia que brindábamos. Tampoco haremos grandes remodelaciones ni instalaciones esta vez, porque somos pocos”, aseguraron, añadiendo que “pondremos algunas estanterías que nos habían pedido los maestros. Esta vez, vamos más como reencuentro”. 

Por último, desde Puentes del Alma agradecieron a “todos quienes con su aporte de donaciones hacen esto posible. Agradecemos lo más importante, al señor Alberto, quien estará a cargo del traslado de las cosas. Puentes del Alma sin ustedes, las almas generosas, no lo podrían lograr”, y exclamaron que “sin educación, no hay futuro y nosotros, junto con ustedes, vamos a seguir apostando a la educación en lugares remotos de nuestra querida Argentina. Gracias de todo corazón”. 


Compartir en:
error: Contenido protegido.