HomeProvincialesEn busca de apoyo oficial

El ruralismo santafesino pidió una batería de medidas a Perotti

En una carta al gobernador, la Mesa de Enlace local trazó un preocupante diagnóstico financiero de las empresas del sector a causa de la sequía. Son 13 puntos, que incluyen gestiones ante la Nación para llevar alivio fiscal a los productores.

Compartir en:

La Mesa de Enlace santafesina elevó al gobernador Omar Perotti una carta en la que solicita una batería de medidas tendientes a socorrer al agro provincial, entre las que se mencionan algunas de dominio local y otras en la esfera nacional.

El diagnóstico que planteó el ruralismo, a causa de dos años de sequía, es un “deterioro de las finanzas de las empresas del agro, al punto de complicar el funcionamiento de las mismas”.

“El campo santafesino está expectante por el cambio de las tendencias climáticas, pero también de las respuestas que espera recibir por parte de las autoridades en cuanto a medidas que puedan contribuir a sobrellevar el difícil momento que atraviesa”, sostienen en la misiva la Confederación de Asociaciones Rurales de la provincia de Santa Fe (Carsfe), Federación Agraria Argentina, el Distrito 6 de Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Comisión Asesora Regional de Coninagro.

En este contexto, los dirigentes sugirieron al mandatario santafesino una serie de iniciativas para implementar “de manera global y coordinada” con las autoridades nacionales.

Estas son:

– Decretar en forma urgente el desastre agropecuario en todo el ámbito de la provincia de Santa Fe.

– Solicitar la homologación de esa medida por parte del gobierno nacional.

– Por las características, magnitud y consecuencias del actual estado de cosas, convocar a todos los organismos del estado nacional involucrados directamente e indirectamente con el sector agropecuario para que interactúen, a los efectos de encontrar paliativos al fenómeno. Entre ellos, AFIP, Senasa, Banco Central de la República Argentina, Banco de la Nación Argentina, Anses, Inasse, entre otros).

– Ampliar la RESOL-2022-862-APN-MEC (Programa de Compensación para Pequeños y Medianos Productores de Soja y Maíz), a los productores con certificados de Emergencia y/o Desastre, sin tener en cuenta para dichos casos, los párrafos 4° y 5°, del art. 2 de dicha Resolución.

– Ampliar el plazo de presentación de la RESOL-2022-862-APN-MEC, a un mínimo de 60 días, con opción a ser prorrogado.

– Disponer la reprogramación de pasivos en la banca nacional, provincial y privada.

– Establecer líneas de crédito sin tasa para aquellos productores que presenten certificado de Emergencia y/o Desastre, eliminando la barrera de acceso a los mismos si tienen más del 5% de existencia de grano.

– Implementar la no generación de intereses, ni reclamos ante la falta de pago por obligaciones tributarias frente a la AFIP.

– Posponer el pago de los Aportes Patronales a Anses, no así los que correspondan a las obras sociales de los colaboradores.

– Asegurar el aprovisionamiento de semillas para la próxima campaña

– Facilitar el movimiento de animales a zonas donde existan disponibilidades forrajeras, para ahorrar el flete de fibra a las zonas en que faltan.

– Suspender el pago de los anticipos del Impuesto a las Ganancias (no posponer). Los mismos restan capital de trabajo a los productores, cuando tenemos la casi certeza de que el ejercicio exhibirá pérdidas económicas para las empresas del sector.

– Según la actividad principal declarada en la AFIP, otorgar financiamiento a tasa cero para la compra de los insumos necesarios, y/o capital de trabajo para transitar el fenómeno y reestablecer las producciones, hasta que se normalice el clima.

“Hoy, el campo requiere de toma de decisiones inmediatas por parte de las autoridades. Le solicitamos en consecuencia una urgente acción coordinada con el gobierno nacional, los legisladores de la provincia y la de todos los organismos técnicos que puedan contribuir a resolver estas necesidades”, concluye la nota.

 


Compartir en:
error: Contenido protegido.