HomeProvincialesCiudad violenta

Rosario: quedó preso un conductor que empezó a los tiros para evitar un supuesto robo

Se dictó la prisión preventiva por seis meses para un hombre que en julio pasado baleó a una madre y su hijo en Zeballos al 1400 en la ciudad gobernada por Pablo Javkin y luego se dio a la fuga. Fue detenido el miércoles, en San Genaro, departamento San Jerónimo.

Compartir en:

El conductor de una camioneta 4×4 oriundo de la localidad de San Genaro, ubicada en el departamento San Jerónimo, que a mediados de julio baleó a una madre de 52 años y a su hijo de 17 en el centro rosarino al intentar evitar el robo de una mochila que tenía en uno de los asientos, quedará tras las rejas por 180 días.

La imputación se conoció este jueves 1 de diciembre para Juan Eduardo P., quien reside en la localidad de San Genaro, a unos 120 kilómetros al noroeste de Rosario, y que el 22 de julio, luego de protagonizar esa demencial balacera, se dio a la fuga sin haber asistido a las personas que hirió en su afán por intentar recuperar, a los tiros, su mochila.

En la audiencia imputativa celebrada en el Centro de Justicia Penal de Rosario, los fiscales Franco Carbone y Federico Rébola le atribuyeron los delitos portación ilegal de arma de fuego de guerra en concurso real con abuso de armas en concurso ideal con lesiones leves culposas con arma de fuego (dos hechos), todos en calidad de autor. El juez Héctor Núñez Cartelle le dictó 180 días de prisión preventiva efectiva a Juan Eduardo P.

Tarde a los tiros

En la audiencia se dieron detalles de lo sucedido poco después de las 15 de ese viernes 22, cuando Juan Eduardo P. detuvo su camioneta Toyota Hilux en calle Zeballos al 1400, se bajó y efectuó «por lo menos 5 disparos con un arma de fuego calibre 9 milímetros que portaba sin tener autorización legal, dirigidos hacia un masculino no identificado que habría intentado sustraerle una mochila que llevaba en la parte trasera del vehículo».

Según la imputación, el conductor de la camioneta corrió al presunto ladrón por Zeballos, hacia calle Corrientes, «efectuando en su recorrido las detonaciones; sabiendo o debiendo prever que de dicho accionar temerario e imprudente, atento al horario y lugar (pleno centro de la ciudad de Rosario), podrían resultar personas heridas y/o incluso ocasionar un resultado más grave aún».

Laura, una mujer de 52 años, y su hijo Santiago, de 17, iban caminando por calle Zeballos al 1400, vereda par, en dirección a calle Paraguay y al escuchar los disparos comenzaron a correr hacia calle Corrientes, siendo alcanzados en ese momento cada uno por un proyectil, resguardándose en un local comercial a pocos metros. Así la mujer resultó herida en su muslo izquierdo y su hijo en su antebrazo izquierdo; lesiones constatadas en el hospital de emergencias, donde quedaron internados en forma preventiva.

Tras la demencial balacera, el conductor de la camioneta regresó a su vehículo portando el arma en su mano derecha y la mochila (que se había intentado llevar el supuesto ladrón, que no está identificado hasta el momento) en su mano izquierda, se sube al rodado y huye de la escena del hecho.

El pasado miércoles 30 de noviembre, personal de la Brigada de balaceras de la Agencia de Investigación Criminal, realizó una serie de allanamientos en viviendas ubicada en calle Italia al 1200, René Favaloro al 1200 (ex calle Santa Fe) y en una vivienda de calle S/N de la zona rural, todas de la localidad de San Genaro, donde fue detenido el conductor que se dio a la fuga en julio. En los operativos se secuestraron un arma calibre 9 milímetros, 3 revólveres, uno calibre 22 y dos calibre 32; una escopeta, municiones de varios calibres, tres teléfonos celulares, prendas de vestir y una camioneta Toyota Hilux.


Compartir en:
error: Contenido protegido.