HomeRegionalesArraigado a sus orígenes

El prestigioso diseñador Horacio Pagani, siempre volviendo a su Casilda natal

Hace 39 años que el diseñador de automóviles Horacio Pagani dejó la ciudad de Casilda, en el sur de Santa Fe, para irse a vivir a Italia, donde brilló y construye sus propios autos, como el Zonda, Huayra y ahora Utopía, que saldrá a la venta en dos millones de euros.

Compartir en:

Hace casi 40 años que se fue a vivir a Italia, pero siempre vuelve a su pueblo. Construyó, el Zonda, Huayra y ahora Utopía que saldrá a la venta en dos millones de euros. Ya tiene comprador argentino

Pero todos los años vuelve a su pueblo, se reúne con sus amigos y con su querido Hugo Racca, el que lo conoce desde los 15 años. Su biógrafo, uno de esos amigos que todos deberíamos tener en la vida.

Racca habla de su amigo Horacio Pagani con un gran orgullo. Ya publicó un libro sobre la vida del diseñador y prepara el segundo. En Navidad y Año Nuevo, vino Pagani con toda su familia, mujer, hijos y nueras. Pasearon por el sur y no dejó amigo por reencontrar. En Casilda le tenían una sorpresa, inauguraron un mural en su honor en el Museo del Automóvil. Fue realizado por el artista Gabriel Griffa. Pagani se emocionó, como cada vez que vuelve a ver a su gente. En su discursó contó que ahí cerquita cazaba ranas cuando era chico en El Zanjón. Recordó a la histórica Panadería Pagani, donde su padre trabajaba. Por más que hace casi cuatro décadas que se fue, recuerda todo como si viviera aún ahí.

Horacio Pagani es el casildense más famoso, el que llegó más lejos. El creador de los autos Zonda, Huayra y el reciente Utopía, objetos deseados en todo el mundo. Utopía fue presentado en septiembre pasado, aún no salió a la calle. Está valuado en dos millones de dólares, pero Racca admite que puede llegar a venderse a tres millones, debido a que sus propietarios los personalizan.

Mural de Horacio Pagani en <a href='/tags/Casilda'>Casilda</a>

Uno de los primeros en comprar un Utopía es Jorge Gómez, el dueño de la empresa Roker. Nacido en La Matanza, el corazón del conurbano bonaerense. Ya compró un Zonda, un Huayra y ahora ya encargó su Utopía amarillo y lo está personalizando. El mismo empresario que colecciona obras de arte y tiene el Museo Gómez con capot de autos Porsche intervenidos por famosos artistas.

La historia de Pagani, dueño de Pagani Automobili S.p.A, es increíble: “Siempre le gustó la Física, en el 73 le pidió un terreno a su padre y armó un galpón; mi padre y yo también lo ayudamos. El primer pedido que tuvo fueron 12 banquetas, hizo tanques de combustibles, sillas de ruedas. Ya a los 15 años había hecho una mini moto y a los 17 hizo un Buggy, compró un Renault Dauphine destrozado para usar el chasis y el motor, compró una carcasa de fibra de vidrio y la montó. La puso en condiciones y hasta la patentó”, contó su entrañable amigo Hugo Racca.

La pasión por el diseño lo hizo crear un auto de Fórmula 2, lo hizo a los 23 años. “Armó la carrocería completa, el chasis, hizo las suspensiones, todo. El auto corrió hasta el 82, ahora está en el Museo de su fábrica en Italia. No le interesa ni la velocidad, ni la competencia, siempre dice que compite consigo mismo. En 1982, el diseñador de autos Oreste Berta le dijo a Horacio que hable con Juan Manuel Fangio, que le podía dar una mano. Lo acompañé a verlo, era el presidente de Mercedes Benz. Le hizo 5 cartas de recomendaciones, entre ellas para Ferrari y Lamborghini. Se fue a Italia y vio una posibilidad de trabajo en Lamborghini, volvió a terminar los trabajos pendientes, casarse y partir. Cuando tenían casi todo listo, Lamborghini dice que no podía darle trabajo. No sabían qué hacer, no le contaron la verdad ni a sus padres. Sólo a mí, yo les dije que se vayan igual y se fueron”, señala su amigo Recca.

Viajaron en 1983, Pagani trabajó como soldador y su mujer como artesana. Cada tanto iban a Milano a golpear las puertas de Lamborghini. Hasta que un día se abrieron y entró como operario de tercer nivel. “Horacio comenzó barriendo pisos y estuvo hasta llegar a jefe del Departamento de Materiales Compuestos. Cuando Lamborghini cumplió 25 años le encargaron el rediseño del Countach, el auto más importante. Su nombre comenzó a salir en los medios. Luego hizo el primer prototipo de autos de calle en el mundo con fibra de carbono. Para Pagani el futuro estaba ahí, pero Lamborghini decía que era muy caro hacerlos. Horacio le dijo: ‘si no lo hacen ustedes, lo hago yo’. Y se fue y comenzó a hacer piezas para terceros. Con los ahorros desarrolló su primer auto: el Zonda, el prototipo estuvo listo en 1997 y fue homologado en 1998, lo presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 1999. El Zonda nació en marzo de 1999”, contó.

Se hicieron 100 autos Zonda y 20 autos especiales. Luego Horacio Pagani creó el Huayra y en septiembre del 2022 anunció la llegada de Utopía, un “hiperdeportivo que fusiona el arte y el diseño”. Todavía no se empezó a entregar, costará dos millones de euros, con un costo adicional para personalizarlo.

El argentino italiano Horacio Pagani no descansa, siempre activo y con la misma sencillez de la época en la que vivía en Casilda.


Compartir en:
error: Contenido protegido.