HomeRegionalesA 30 años de su fallecimiento

Teniente Cannarsa, el héroe firmatense condecorado con la Cruz Púrpura por el Ejército Argentino

En la mañana del sábado, se realizó un homenaje al Teniente 1° Fabián Antonio Cannarsa Battistoni, a 30 años de su muerte. Quien fue Cannarsa, el héroe firmatense condecorafdo en 2020 con la Cruz Púrpura, máximo honor que otorga el Ejército Argentino.

Compartir en:

Como anunciáramos en Sur 24, el sábado por la mañana el Cuerpo de Concejales de Firmat participó del acto en honor a la memoria del Teniente 1° Fabián Antonio Cannarsa Battistoni, a 30 años de su fallecimiento, en 1991, mientras prestaba servicio para el Ejército Argentino en el monte Santa Elena en Mendoza.

En el año 2020, el regimiento de Patricios, soldados, y los más altos rangos, inclusive el propio Comandante en Jefe del Ejército Argentino, Agustín Cejas, llegaron a la ciudad de Firmat para encabezar una emotiva ceremonia desarrollada en la plaza Rivadavia donde la mamá del Teniente 1° Fabián Antonio Cannarasa Battistoni, Elsa, su hermana Silvina, junto a familiares y muchos amigos, le rindieron tributo al Gran Soldado de Firmat, a través de un acto muy fuerte, justo al pie del busto del general San Martín.

Durante aquel acto, Cejas les entregó a Elsa y Silvina, la Cruz Púrpura, que es el máximo reconocimiento que hace el Ejército Argentino a todos aquellos que entregaron su vida en cumplimiento del deber militar, en actividades del servicio o en cualquier actividad donde el hombre haya ido más allá de su obligación, que fue claramente lo que hizo Fabián en aquella actividad de montaña.

“Estamos en Firmat para rendir homenaje al Teniente Primero Fabián Cannarsa, un joven que nació en esta ciudad, que se crió en este lugar, que concurrió al Liceo Militar general Belgrano en su época de colegio secundario, y luego eligió servir a la Patria a través del Ejército Argentino, concurriendo al Colegio Militar de la Nación y egresando en 1984 como Subteniente de Infantería”, expresó el Comandante en Jefe del Ejército en aquella ocasión de 2020, y continuó: “Desde temprana edad había elegido ser parte del Ejército y estando designado en la provincia de Mendoza, en una actividad netamente de adiestramiento operacional tuvo un accidente en el cual perdió la vida, aquel 18 de noviembre de 1991”.

“Desde aquel momento, él forma parte de una serie de hombres y mujeres que entregaron la vida en cumplimiento del deber militar, que sirven para inspirar a las jóvenes generaciones que integran el Ejército Argentino”, manifestaba Cejas.

Cejas también destacó que “para el Ejército es una obligación este recuerdo de estos soldados que sirven de ejemplo a los que estamos hoy”.

“Vinimos a entregarle la Cruz Púrpura a Elsa, la mamá del teniente Primero Cannarsa, la acompaña Silvina su hija y hermana de Fabián, y lo hacemos aquí en la Plaza junto a la ciudad, al pueblo, a las autoridades municipales, los vecinos de Firmat y también nos acompañan los compañeros que hicieron el Liceo con él. Asi que es la mejor combinación frente al Busto de San Martín, hacer la entrega de la Cruz Púrpura y cerré mis palabras diciendo que para Dios, para la Patria y para el Ejército Argentino, no hay soldado desconocido. Fabián es un ejemplo”.

La mamá de un soldado

Al concluir ese emotivo encuentro, la carismática Elsa Battistoni de Cannarsa contó cómo era su amado hijo y dejó frases muy profundas y conmovedoras. “Soy la mamá de un soldado, no puedo permitirme aflojar. De Fabián que les voy a decir que ya no he dicho. Buen hijo, buen hermano, excelente soldado de la Patria, dio la vida por la Patria. Fue muy emocionante este homenaje, estoy muy agradecida a todos los que estuvieron para compartir este momento. Por esta pandemia no se pudo hacer con más gente porque si no estaría todo el pueblo”.

A pesar del inexplicable dolor de madre, Elsa tuvo tiempo para el humor y contó que “este homenaje llega en la curva final de mi vida (risas) pero ojo no es una curva muy cerrada. Mi hijo no me hubiese permitido aflojar”.

Por último la mamá del Gran Héroe firmatense expresaba: “Mi casa está llena de cuadros de Fabián y la Cruz Púrpura ya tiene su lugar especial elegido. El fue armando sus cosas del Ejército, y ahí va a ir la cruz. Ya tuvo otro homenaje en Uspallata Mendoza, en el lugar donde falleció. Yo fui me entregaron una medalla de oro, una plaqueta, le hicieron una marcha, y se cantó esa marcha con todos los soldados, con todo el regimiento formado”.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.